#SienteTeruel, más que una experiencia, más que un proyecto

SombrasEs aun hoy cuando me acuerdo de la llamada de Carmen Urbano a Ana Santos hablándole del proyecto. Aquel día dio un vuelco mi cuerpo. Un proyecto que pusiera esa tierra, Teruel, que hizo parte de mi forma de ser, de mi personalidad, de mi niñez-adolescencia, en un lugar importante. El desafío era tan motivador como preocupante. El eterno dilema que debe tener un cirujano a la hora de operar a su hijo o a un amigo muy amigo.

La historia la tomé como los grandes proyectos que pasaron por mi vida, sin miedo. ¿Quién dijo miedo? Estábamos en el equipo Ana Santos (@eventosfera) y Carmen Urbano (@carmenurbano), garantía de que muchas de las cosas no podían salir mal. No seré yo quien presente a estas dos fenómenos de las redes y mejores personas. Pero si quiero decir que Ana, amiga y socia, Carmen ya amiga, fueron quienes lo hicieron posible. Muy aconsejable conversar con las dos y más compartir una botella de cava.

Sumemos a esta ecuación el factor de la incertidumbre que aporta la temible decisión de comenzar una aventura profesional nueva. Algo que llevaba dentro y a lo que muchos me habían animado antes. Dos fracasos empresariales previos me generaban respeto, pero menos que a hacer mal este proyecto. Era el momento de dar el salto definitivo. No me faltó apoyo ni ánimos de los más cercanos pero también las advertencias de otros que habían convivido conmigo anteriormente. Un handicap importante era mi “emocionalidad”, con la que acometo casi todos mis proyectos, podría traicionarme. Debía aportar máxima diligencia.

No fue posible. El componente emocional debía ser el eslabón más importante de esta cadena que conformaba este proyecto. Fue fácil a posteriori. Carmen, Ana y yo nos reunimos para hablar del tema en Logroño, gran tarde de sábado mientras sonaba la fiesta de cumpleaños que acontecía en el bajo de aquel chalet. Planteamos nuestra visión de Teruel. Ana no había ido nunca, Carmen había vivido allí una parte muy importante de su vida y yo, recordaba sólo lo más bonito de mi infancia en aquella tierra. Ahi estaba la clave, lo más importante de una tierra son las personas que habitan en ella. Allí nació todo… “El activo más importante de Teruel, son las Personas“. Que sencillo y que complejo. El reto estaba encima de la mesa.

La Diputación Provincial de Teruel, con su presidenta Carmen Pobo y el Diputado de Turismo, Andrés Hernández, confió en nosotros. Coincidimos plenamente en que la apuesta valía la pena. Teruel, tierra de Oportunidades que luchaba por venderse en Versión Original iba a proyectar sobre las Redes Sociales lo más social que posee… sus habitantes. Habitantes propietarios de su cultura, su historia, sus tradiciones, su industria, su innovación… sus sueños de ser y de estar. El siguiente reto era lo inmenso del territorio y para ello se urdió la primera segmentación, Turismo de Otoño-Invierno y otro de Primavera-Verano. Partimos el trabajo en dos acciones, una inmediata (Noviembre) y otra para Mayo.

Nos pusimos manos a la obra, pero diseñar en papel lo soporta todo. Fue un trabajo previo con folletos, mapas y demás material típico que genera un organismo público para vender su territorio y sus bondades. Pero no era suficiente. Proyectar a sus personas requería algo más. Conocerlos en primera persona. El trabajo era arduo puesto que un territorio de casi 15.ooo km2 era demasiado, las agendas estrechas y sobre todo la incertidumbre de que nos podríamos encontrar mucho más. La rueda de prensa inicial había recibido las típicas críticas de los que siempre lo critican todo y se quejan de aquello que no se les había ocurrido antes, pero eso no nos amilanó. Los ánimos de Javi Solfa o Santi Marloz después de la presentación escueta en el Patronato de Turismo nos dio ánimo.

La prospección ya comenzó con la ruta a la inversa de lo pensado, una visita a Valderrobles y una intervención en una sesión de #MatarranyaConecta con todo el sector del Ternasco de Aragón ya nos puso en antecedentes. Recuerdo bien las inquietudes de todos y sobre todo de las ganas de hacer algo diferente por la promoción del territorio, del escenario, del paisaje… de sus gentes. Pero la cena en la Fábrica Solfa fue fantástica y llena de feed-backs de algo que ya se estaba cociendo en la mente de nosotros tres. Íbamos conociendo la realidad que vivian todas estas personas que habitan y luchan a diario allí.

El viaje continua hacia Cuencas Mineras, donde Manolo (@Bamatur) nos cuenta de las bondades de Montalbán, Utrillas y todas aquellas gentes que durante años habían trabajado en las minas de carbón. Nos acercó hasta la mina Museo de Escucha  (@MuseoMinero) donde sólo puedo decir… Bufffff! Aquellas personas supieron hacer de nosotros mineros por una tarde, bajarnos a la mina y mostrarnos el esfuerzo de un pueblo que había recopilado a todo el talento local para poder hacer de su profesión, un baluarte que honraba el trabajo de generaciones en el duro trabajo de la extracción de la mina. Comprender sus vidas es entender parte de la historia energética de este pais y poner en valor aquello que no se ve en los libros de texto o en las televisiones. Esa experiencia comenzaba a cambiar la mente de los tres. Había mucho que contar y muy dificil de argumentar.

La historia generaba retraso en los horarios. Para uno que llega tarde habitualmente a todas partes no plantea un dilema importante pero eso no quería decir que fuera tan asumible para nuestros interlocutores. No lo fue, no se si eran conocedores de la envergadura de este proyecto o bien es que su paciencia es infinita, pero jamás tuvimos una mala cara por ello. Aquella tarde llegábamos a Rubielos de Mora, Laura Malo y Manolo Górriz nos esperaban en el hotel (Hotel Los Leones) en calidad de representante de la Asociación de Empresarios Turísticos de Gudar-Javalambre . Desplegar el mapa de Teruel con todo lo que habíamos ido viendo y contarle el proyecto fue genial. Una reunión que duró hasta altas horas de la madrugada, donde se sumó Antonio Villanueva (@Toni_SlowLife) de Jamones Mata (@JamonfromSpain). Fue increíble como pusieron toda la ilusión y un plato de jamón, vino de Rubielos y unos pintxos increíbles para ayudar a no parar la conversación. Allí seguíamos viendo ilusión, ganas y formas de hacer.

La mañana siguiente, con mucho sueño y más ideas en la cabeza que motivaban a la ilusión recorrimos, el trayecto hasta Mora de Rubielos. Allí nos esperaba Jorge Alcón (@Jorge_Alcon) del Hotel La Trufa Negra (@latrufanegra). Jorge vio nuestro mapa y vimos como su concepto cambiaba a medida que le mostrábamos el proyecto. Otro aliado más. Era increíble ver como la idea de “Las Personas” cobraba forma.

El siguiente punto tuvo dos etapas pero muchos kilometros. Era en Albarracín. Las conversaciones en el coche resaltaban, por parte de los tres, como todo iba cobrando forma, el problema era hilar todo este material para cuajar la historia y darle sentido a tanta predisposición. Nos faltaban más agentes pero el tiempo corría y las citas eran las posibles.

Albarracín fue precioso, nos recibieron en un despacho increíble  Begoña de la Asociación de Empresarios de la Sierra de Albarracín (@aetsa) y Antonio Jiménez (Fundación Santa María) nos escucharon y pasó lo más bonito, que iba sucediendo en nuestro viaje, nos hablaron de su tierra, de sus gentes, de su historia. Siempre con orgullo y prestancia. Era formidable. La cita estaba servida y el paisaje increíble  Aquella noche fue la única de relajación, recordaré siempre los Callos con Cava que me había enseñado el gran Rodrigo de la Calle con Pepe Rodríguez Rey en El Bohio, con los que bautizamos el montón de kilómetros y el descubrimiento de tanta belleza personal de todos los que habiamos conocido. Aquella noche fue cuando Ana, al dejarla sola recapacitando, se perdió por Albarracín reflejando uno de los reportajes fotográficos nocturnos de uno de los pueblos más bonitos del mundo.

La mañana siguiente, rumbo a Guadalaviar, nos perturbó la maravilla del otoño, rememorando aquella campaña otrora emblema de Teruel Ya no se hacen otoños como este, era increíble ver las choperas y sus colores de otoño. El camino nos deslumbró, pero no tanto como descubrir a Humi. Pastora de profesión, convicción y tradición. Allí se forjaba una de las experiencias más bonitas, para mi, de cuantas estabamos diseñando. Nos puso en valor la Trashumancia, que lejos de ver las ovejas en La Castellana de Madrid, era una forma de vida más antigua de lo que eran todos los locales capaces de recordar, una forma de vida, una cultura de orgullo, trabajo y sacrificio.

La tarde fue genial, comida casera y viaje de reflexión con el primer momento Stendhal en los bosques de Orihuela del Tremedal que obligó a parar para pasear por aquellas arboledas centenarias. Había que tomar tierra por un momento. El Golf de Ana lo agradeció, que se estaba portando como un campeón. El segundo momento Sthendhal coincide con el retorno a Albarracín y la puesta de sol. Aquella ribera del rio nos obligó a parar otra vez, sacar fotos y contemplar lo que para nosotros era un lujo y un derecho para sus habitantes por elegir vivir allí.

La noche llegó y con el cansancio nos recibió Alberto en Quesos de Albarracín (@CheesefromSpain) con su gente. Un video que decía mucho y unas palabras de implicación que aun fueron mejores. Allí teníamos la esencia que nos faltaba para cerrar el circulo. Pasión, esfuerzo, trabajo, innovación y emoción en forma de Quesos. Uno de ellos premiado como “mejor queso del mundo”. Un broche que ponía aun más fuerza a todo lo que habiamos dibujado ya en nuestras mentes.

Llegar a Alcañiz para dormir y planear el día siguiente fue todo una. El cansancio apremiaba y las ganas de dormir eran mas. El frio nos acompañó al Parador de Alcañiz, que nos deslumbró con su belleza y su cocina. Pronto a dormir y al dia siguiente a ver la cuna del Bajo Martin. Híjar, tierra que conozco y llevo impregnada genéticamente nos recibió como toca en estas fechas, tranquila y apacible. Allí  Paco de El Chicote, nos puso bien de comer y un vino estupendo. Compartimos risas y reencuentros de Carmen y mios. Charrada hasta la llegada de Luis Carlos Marquesán, alcalde de la Villa que nos escuchó también en nuestro proyecto. Risas y aporte de ideas y alegría de David Cidraque de el Restaurante Arse (@restauranteArse).

La noche se cernía y las urgencias para volver aparecieron. Cogimos el coche y con más nervios y cansancio que fuerzas emprendimos camino hacia Zaragoza. El trabajo era mayor del esperado. El reto superaba los planteamientos iniciales. Los tres barajábamos varias opciones pero una idea común que repetíamos como un mantra… “Las Personas”.

La idea cobró forma como las grandes ideas, de golpe, cuando dejamos de pensar en ella. Compartía con Ana un café delante del despacho y comenzó a surgir. Subimos corriendo a la oficina y la compartimos con Carmen. Ya estaba hecho. Ahora sólo quedaba hilvanarla y ponerla en práctica.

La idea era tan compleja como evidente. Ferviente lector de Jimmy Pons (@jimmypons) y Joantxo Llantada (@joantxo) establecia substrato. La semilla parte en mi asistencia al TwitTrip de La Rioja. Juan Boronat (@lasblogenpunto) y Sonia Diéz (@soniadiez) nos brindaron la oportunidad de vivir la historia del vino desde el origen, pero no era suficiente en este caso. Hacia falta algo más. En mis conversaciones con Mario Schumaher (@marioschumacher) y Lucas (@CalvoConBarba) habian surgido siempre las necesidades de las experiencias pero desde una perspectiva diferente. Este último y yo creemos en que el Engagement de forma diferente pero complementaria. Ana (@eventosfera) marcaba la necesidad de contribuir en un empaque del mensaje, una conversación, no sólo en una sucesión de twits a discreción.  Carmen (@carmenurbano) tenia como objetivo poner a Teruel más lejos de las fronteras de España.

¿Cómo poner el Ternasco de Aragón en relevancia? ¿Cómo posicionar la Trufa Negra de Teruel frente a la competencia francesa? ¿Cómo despertar la atención sobre el Jamón de Teruel de una forma diferente? Grandes preguntas cuando el objetivo marcado eran las “Personas”.

El tema lo asentamos enseguida. Sin Personas, no hay producto. Sin producto no hay industria. Sin industria no hay comunidad. Sin comunidad no hay historia. Sin historia no hay cultura. Sin cultura no hay Personas. Sin Personas no hay producto. Vaya bucle, ¿eh? El post de Carmen Urbano pone mucho de relevancia de la carga emocional subyacente que existía en este bucle.

¿Qué tiene de diferente el Ternasco de Aragón frente a otra carne de cordero? Fácil. Lejos del ímprobo trabajo de las organizaciones como la IGP, la D.O. del Ternasco de Aragón, las cooperativas como Grupo Pastores, existe el trabajo de los Pastores. Ellos cada dia, sea invierno o verano, sea navidad o entre semana… para ellos #CadaDiaSaleElSol y depende de la época, en Albarracín o en Jaén. Eso condiciona las familias, la alimentación, la cultura… Seguro que en otras zonas se parece, pero aquí es aquí.

Lo mismo sucedía para la Trufa Negra o para el Jamón de Teruel. Eran personas, el paisaje, el clima, la historia… 2000 años de diferentes presencias, Íbera, Árabe, Judía  Cristiana. Necesidades de alimentación que generaron formas de vida diferentes. Pero también la evolución, la innovación, la modernización hacen de “algo de siempre” en algo “nuevo” cada dia.

El presente no deja de ser un fotograma de una película muy larga y jamás se puede valorar el largometraje por esa imagen congelada. Como todo en la vida, todo tiene un comiendo, un desarrollo y un desenlace. Había que organizar esto y no era fácil. Nos faltaba background. Como siempre digo, aprendo de los grandes pero nos juntamos con los mejores, si quieres hacer algo bien.

Fue Victor Guiu (@victorguiu), amigo, hermano, poeta y sociólogo quien le puso el cascabel al gato, haciendo alegoría al gran Labordeta “Paisaje y Paisanaje”. Encontramos en él todo lo que precisábamos  Hablamos y compartimos. Él le dio forma literaria a una historia en varias fases. Una historia que rellenaba los huecos técnicos que estábamos diseñando. Su historia, más que una alegoría a los sentimientos de muchos, era una vivencia en la que me reflejaba en gran parte. Emociones que despertaba a cada capitulo que nos enviaba via mail.

Ahora el siguiente dilema en la matriz de riesgos era la elección de los visitantes. Los prescriptores, mal llamados por la prensa como “Bloggeros”. Esa inercia que desmerecía la calidad de los seleccionados ya que eran mucho más que eso. Para ello hubo varios procesos de Perogrullo, pero como en toda selección de Personas hecha por Personas, había un componente final muy “Personal”. Una matriz básica de segmentación que pudiera mostrar diferentes tramos de edad, estado de “convivencia”, cómputos familiares, dedicación laboral en tiempo y afiliación. En definitiva era un proyecto donde teníamos que buscar referentes para los interlocutores al otro lado del cliente de la red social que ellos eligieran. No buscamos ni followers, ni blogs, ni klout…  pero eso ya lo ha contado Ana en su magnífico post sobre La Estrategia de Comunicación.

Conexionar a 12 personas más una adicional, Encarna, que se sumó a ultima hora y en buena hora porque fue genial contar con ella, es objeto de otro post. La estrategia para ello era la más complicada y la que más riesgos corría  pero sólo puedo decir que sobrepasó mis expectativas. Para muestra es que hoy, esas 13 Personas siguen en contacto. Son más valientes y “Personas” de lo que sus cuentas de twitter muestran.

Pulidos los flecos que tiene todo proyecto, donde hay decir y gritar con alegría que Mar, Asun y Ana desde Patronato de Turismo y Fernando Cánovas (@teruelmurcia), ese coktail murciano-turolense increíble,  hicieron que todo se puliera como un marmolista deja una piedra en un cristal.

Ya avisados, comunicados y confirmados fue sencillo comenzar. Isabel (@candelita80) se puso manos a la obra, habló con ellos y gestionó sus viajes. Nosotros, cogimos el portante y nos marchamos para Teruel. Comenzaba la verdadera aventura. Carmen eficiente, Ana comunicadora y yo asustado. Allí presentamos la iniciativa y prestos comenzamos con la implicación más brutal que he visto de un territorio en un proyecto. La Cámara de Comercio de Teruel avisó a los empresarios para que les pudiéramos contar el proyecto y apuntarles sobre unos conceptos básicos de estrategia y uso de algunas redes sociales. Los tres juntos en Teruel y luego Ana en Albarracín, Carmen en Gudar-Javalambre y yo mismo en Alcañiz.

Ya sólo quedó comenzar, Ana recogió el primer coche de nuestro patrocinador Rimauto (@RimautoTeruel) para ir a buscar a los acompañantes a Zaragoza…. el resto… es ya historia que podéis ver siguiendo el hashtag #SienteTeruel en Twitter o en Instagram.

Buscar a Gema (@gemagarrido), Natalia (@turiskopio), Mario (@marioschumacher), Frank (@frapaho), Nataly (@sistananoo), Bul (@bulbulsuperbul), Juan (@lasblogenpunto), Lucas (@CalvoConBarba), Gerson (@gersonbeltral), Fernando (@latrinchera), Nere (@nereariztoi). Antonio (@antoniodomingo), Anna (@annouk_), Juanki (@JuankiWaldorf) y Encarna (@eMaorad)… Ellos os lo contaron todo, ellos tienen el secreto.

De aquello quedan los resultados, 13 viajeros que son amigos, cientos de “Personas” implicadas, y mis dos socias. Carmen y Ana… Ana y Carmen.

Ya ha terminado esa etapa y comienza una nueva. Hay un desafío nuevo, hay un reto nuevo… pero #SienteTeruel sigue vivo y eso no es gracias a nosotros, es gracias a vosotros. MUCHAS GRACIAS!

Anuncios

  1. jcsainzcolina

    Simplemente genial, una experiencia increíble, gran trabajo y gran equipo. #SienteTeruel , como dice Ana: “Teruel ES”

  2. Pingback: Monitorización y métricas de estrategias en medios sociales, su ROI e IOR | Ana Santos: comunicando en primera persona
  3. Pingback: Análisis final del proyecto #sienteTeruel | Emoción 7

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s